Publicidad:
La Coctelera

Categoría: Religión

Sobre monseñor Munilla

Parece ser que a alguien se le va a acabar el chollo. Los sacerdotes y obispos nacionalistas vascos tienen un nuevo frente abierto puesto por su misma Iglesia -sus jefes-.

Con el nombramiento del monseñor Munilla -conservador y católico no nacionalista, acatador fiel de las normas de la Iglesia- a varios sacerdotes nacionalistas se les va a acabar el chollo de la represión nacionalista e imposición de costumbres medievales regionalistas. Y es que buen pastor han puesto para controlar a todo el rebaño...

El pueblo está encantado. Con una cerrada ovación de más de ocho minutos recibían a su nuevo pastor. Acto al que algunos obispos y sacerdotes vascos se perdieron por motivos personales, seguramente. Imprevistos que pueden sugir a cualquiera.

Cabe destacar la cuestión de hasta qué punto tenemos derecho "a todo" y de si debemos hacer de una institución privada lo que a nosotros nos de la gana basándonos en unos derechos no concedidos sino por el error de creernos en su posesión sencillamente por el hecho de nacer. La Iglesia se postula claramente: no somos nacionalistas, somos conservadores y todo emprendido se hará bajo unas normas dictadas por el Vaticano. Esa es la jerarquía -como en cualquier empresa- y eso hay que acatar. Si no te gusta, te vas. Así de sencillo. ¿Por qué he de quedarme en un lugar donde no piensan como yo, imponiendo mis creencias sin la aprobación de nadie? Parece ser una cuestión sencilla de entender pero difícil de aplicar puesto que hay intereses ajenos a lo que realmente impera, la Iglesia.

De San Malaquías y la muerte de Benedicto XVI

San Malaquías fue un arzobispo católico irlandés del siglo XII. Su peculiaridad histórica se debe a que predijo rasgos únicos de los que iban a ser embestidos como papas desde 1143 hasta antes del 2010. Lo gracioso del asunto para nosotros es que de una manera u otra siempre acertaba. Si juntamos este hecho con el de que estamos en el penúltimo papa antes del fin del mundo, el asunto se pone ciertamente interesante.

Muchos lo han tachado de falsante y han dicho que todas las profecías hechas a lo largo de la historia (incluyendo las de Nostradamus) son inexactas y, por lo tanto, de una manera u otra se pueden fácilmente atribuir a todo lo acontecido. En la mayoría de los casos estos acusadores tienen toda la razón; pero en San Malaquías ocurre un rasgo que lo distingue de cualquier otro profeta: dio un orden y unos rasgos concretos a cada papa que se han cumplido a rajatabla. Algunos ejemplos son los siguientes:

* Montium custos (El guardián de los montes) - Alejandro VII (1655-1667). En su escudo de armas había una estrella dominando unos montes.

Flores circumdati (Flores rodeadas) - Clemente XI (1700-1721). Nació en Urbino, cuyas armas son una corona de flores.

* Miles in bello (El soldado en la guerra) - Benedicto XIII (1724-1730) tomó las armas durante el asedio de Aviñón, pero no es el primer ni el último Papa que fue soldado en algún momento de su vida.

Aquila rapax (El águila rapaz) - Pío VII (1800-1823). Fue contemporáneo de Napoleón Bonaparte, un emperador expansionista cuyo símbolo era el águila y que le sometió a fuertes presiones

Lumen in cælo (Luz en los Cielos) - León XIII (1878-1903). En su escudo de armas estableció un cometa sobre campo de azur. Sus muchas encíclicas se consideran por los católicos especialmente luminosas.

De Medietate Lunæ (De la Mitad de la Luna) - Juan Pablo I (1978). Nacido cerca de Belluno (Bel-luno, luna bella). Su nombre era Albino Luciani (luz blanca, lo que sugiere la luz lunar). Su pontificado duró sólo 33 días.

De Labore Solis (De la labor del Sol) - Juan Pablo II (1978-2005). Nació en Polonia, siendo el único papa proveniente de un país de la Europa oriental. Durante su pontificado cientos de viajes por todo el mundo -recordemos que en los tiempos de San Malaquías la creencia común era que el sol giraba, es decir, viajaba, en torno a la tierra, y no al contario-, recibiendo por ello el apelativo de "el papa viajero". También nació un día de eclipse de sol y su funeral se realizó mientras se producía un eclipse solar.

De Gloria Olivæ (De la Gloria del Olivo) - Benedicto XVI (2005-?). Nació un Sábado de Gloria, el sábado que antecede al Domingo de Pascua o Resurrección (corregido por Emilio Saura Gómez. Gracias). Por otro lado, la orden benedictina recibe el apelativo tradicional de "olivetana".


Tras el pontificado de los 111 papas -algunos anteriormente expuestos-, viene en las profecías de San Malaquías la siguiente cita:

«[...] La gloria del olivo.
Durante la prosecución final de la Santa Iglesia de Roma reinará.
Pedro el Romano, quien
alimentará a su rebaño entre muchas tribulaciones;
tras lo cual, la ciudad de las siete colinas [Roma] será destruida
y el Juez Terrible juzgará a su pueblo. Fin.»


Es decir, tras la "gloria del olivo" (Benedicto XVI) llegará un último papa: Pedro el Romano. Para colmo tendrá la osadía de llamarse Pedro, como el primer papa de la Iglesia (hecho que los papas anteriores han respetado no poniéndose el mismo nombre). Es curioso, pero gente de todo el mundo se interesan por estas profecías, puesto que la llegada del Anticristo, el Segundo Advenimiento de Cristo y el fin de los tiempos que conocemos se hallaría próximo. Y en pleno siglo XXI, una vieja visión o una artimaña medieval se convierte en un mito cultural y una premonición apocalíptica para millones de personas en todo el mundo. Espero que Benedicto XVI no esté malo en este momento porque tengo que hacer varias cosas estos días...